sábado, 28 de junio de 2014

Barritas de galletas (sin horno)

Que ganas teníamos en casa de merendar algo original pero sin encender el horno que como ya estamos en pleno veranito más calor no por favor.

Pues bien, hace poco partiendo de las recetas de nuestros antepasados y adaptaciones que hay por este mundillo de la repostería nos hemos remangado para tener hoy una merienda de estas, que simplemente por la novedad gustan a todos (además que está bien rica).



Ingredientes (16 unidades)

280gr de leche condensada
315gr de galletas normales por ejemplo las de tipo Maria
315gras chocolate blanco



Por un lado derretimos al baño maría 185grs de chocolate blanco y toda la leche condensada.

Mientras como no disponemos de picadora ni nada similar, metemos en una bolsa de congelados las galletas y con el rodillo o con lo que tengamos las trituramos.


El choco derretido y mezclado con la leche condensada la echamos sobre las galletas trituradas y mezclamos bien, primero con la lengua y luego ya hacemos uso de las manos bien limpias, ... llegará un momento en el que al coger la masa resultante el bol queda limpio sin nada, esto es cuando por fin todos los ingredientes se han mezclado.

Ahora forramos un molde de papel de horno, para que os hagáis una idea nosotros usamos este de Ikea que por cierto hemos usado en varias ocasiones y nunca se nos ha pegado nada en el horneado, es un buen molde a precio económico jeje.




echamos la masa de galletas y extendemos bien con las manos.

Ahora el choco blanco que nos queda lo fundimos al baño maría,



Mientras nos vamos preparando los sprinkles y demás con los que adornaremos nuestras barritas, por ejemplo en este caso lleva unas mininubes que compramos en el súper durante nuestro último viaje a Londres (allí es un producto baratísimo, creo que costó 88 peniques más o menos),

 
también unos sprinkles de la marca Dr Oetker "DecoMagia"


y para darle un poco más de glamour y brillo, (cosa que adoran las niñas), un poco de purpurina plateada comestible, 

  
Una vez derretido el choco blanco extendemos sobre la masa de galletas y decoramos al gusto,

  
Dejamos enfriar un poco y a la nevera una o dos horitas,



Ya sólo nos queda cortar (4x4), y a merendar ...





Aunque nosotros hemos usado estos "adornos",


se puede adornar con lo que queramos por ejemplo Smarties, Lacasitos, ...

Tallarines a la carbonara receta original (con huevo)

La cocina italiana es bien conocida por las pizzas y las pastas, a nosotros en Las Cookies de Elo nos encanta estos dos platos por su sencillez y porque la variedad en sabores que nos ofrece es infinita.



Muchos habréis degustado alguna vez un plato de pasta carbonara pero seguro que más de uno no sabe que la pasta carbonara no se hace con nata sino con huevo batido, la nata es un elemento que se introdujo recientemente para crear más salsa o incluso como alternativa para aquellas personas intolerantes al huevo. 

¿Tiene o no una pinta deliciosa? 



Ingredientes (para dos platos)

6 o 7 nidos de tallarines de los que más nos gusten, en este caso son de la marca Gallo al huevo (pronto pondremos la receta de los caseros)

2 cebollas medianas

2 huevos

queso recién rallado al gusto (depende del día uso uno u otro pero el recién rallado es mejor que el que viene rallado en las bolsas)

sal, pimienta, albahaca y aceite de oliva virgen extra.



Ponemos a cocer la pasta según las instrucciones de la caja: hervir abundante agua echar un poco de sal y echar los nidos, esperar a que vuelvan a hervir y dejar ahi durante unos 7 minutos.

Mientras en una sartén grande dejamos pochar con abundante aceite la cebolla troceada.

Mientras en un bol grande echamos los huevos y los batimos bien.

Una vez la pasta cocida le escurrimos el agua sobrante ¡ojo nada de poner la pasta bajo el chorro del grifo! esto la enfriaría y no es lo que queremos.

Volcamos esa pasta en el bol de los huevos batidos y mezclamos muy bien, cuando esté bien mezclado le echamos poco a poco el queso rallado y mezclamos. El calor de la pasta hará que el queso se derrita y cree como una textura como la salsa (carbonara).



Ahora con la pasta preparada y la cebolla pochada, echamos en la sartén donde está la cebolla toda la pasta y mezclamos bien a fuego lento.

Sazonamos con un poco de sal, pimienta recién molida, albahaca y listo para emplatar, un poco de más queso por encima y a comer.


Espero que os guste porque en casa siempre triunfa.

Nota: como variedad se puede sofreir un poco de bacon en pequeños trozos.